Inicio Noticias PGA TOUR Tom Hoge hace 63 y lidera el AT&T Pebble Beach Pro-Am

Tom Hoge hace 63 y lidera el AT&T Pebble Beach Pro-Am

257
0

PEBBLE BEACH, California – Tom Hoge disfruta en Pebble Beach incluso con un viento gélido y una lluvia incesante. Le gustó aún más el jueves bajo un sol brillante, especialmente con nueve birdies en su tarjeta.


RELACIONADO: Tabla de clasificación completa | Despedida de Peter Jacobsen en Pebble Beach


Hoge comenzó su día junto al Océano Pacífico con un putt de 30 pies para birdie en el número 10 de Pebble Beach. Hizo el último de seis birdies consecutivos con un putt de 40 pies en el desalentador octavo hoyo. Esto se sumó a un 9-bajo 63, por cuatro golpes su mejor puntuación en el AT&T Pebble Beach Pro-Am.

«Es difícil estar de mal humor aquí», dijo Hoge. «Quiero decir, Pebble Beach y el clima perfecto es lo mejor que puede haber».

Tenía una ventaja de un golpe sobre el irlandés Seamus Power, cuya ronda fue igualmente intensa. Power hizo un birdie en sus últimos cuatro hoyos en Spyglass Hill, tradicionalmente el más difícil de los tres campos en condiciones benignas. Fue el único campo que jugó por encima del par el jueves.

Jonas Blixt tuvo un 7-bajo 64 en el Shore Course de la Península de Monterey. Patrick Cantlay, el actual campeón de la FedExCup, hizo birdies en sus tres últimos hoyos para lograr un 65 en el Shore.

Hoge ha jugado poco más de 200 veces en el PGA TOUR sin ganar, aunque está cada vez más cerca. Fue subcampeón por dos golpes en Palm Desert hace dos semanas.

Si consigue otra oportunidad, eso está todavía muy lejos, con dos campos más que superar antes de que Hoge vuelva a Pebble Beach.

Leer   No tener mano izquierda no es un problema para el destacado atleta Isaac Berger

El litoral de la península y el desierto enclavado en las montañas de Santa Rosa no se parecen en nada, aunque Hoge consiguió hacer una comparación. La puntuación está en el lado bajo.

Junto con el escaso viento, la zona lleva más de un mes sin llover y los campos están firmes, sin que los greens sean demasiado rápidos por culpa de los amateurs en el campo. Si los greens estuvieran firmes y rápidos, no podrían terminar nunca.

«Estuve en la situación hace un par de semanas en Palm Springs – las puntuaciones fueron un poco mejores allí – pero sigues cambiando de campo de golf y sientes que tienes que seguir haciendo birdies todo el camino porque hay un montón de grandes jugadores aquí», dijo. «Las condiciones parecen bastante buenas para el fin de semana, así que sé que tengo que seguir avanzando».

No había necesidad de comprobar el pronóstico y esperar lo mejor – y este torneo, que significa conseguir Pebble Beach y la Península de Monterey en el día más tranquilo y Spyglass en el viento. Pero se supone que va a seguir siendo magnífico toda la semana.

Cantlay estuvo a punto de arruinar su ronda en la vuelta cuando desperdició un buen comienzo con un par de bogeys y comenzó los últimos nueve hoyos en el Shore al no poder hacer birdie en los pares 5. Lo compensó con tres birdies consecutivos para terminar su ronda, uno de ellos en el 17 cuando su golpe de salida estaba a unos 6 pies de entrar en un pequeño arroyo, y golpeó un wedge altísimo sobre un pino a 12 pies para birdie.

Jordan Spieth, que sigue intentando recuperarse de una infección intestinal, hizo un 68 en la Península de Monterey. Esperaba estar a pleno rendimiento, pero probablemente no estaba del todo bien.

Leer   Bryson DeChambeau se retira del PGA Championship por una lesión en la mano

Por lo demás, fue un día tan perfecto como el Pro-Am de Pebble Beach puede ofrecer. Alrededor de un tercio del campo rompió 70, y nadie era terriblemente gruñón.

Power ganó un evento de campo contrario el año pasado para su primera victoria en el PGA TOUR. Empató en el tercer puesto en el Sony Open de Hawai y ahora se encuentra en el número 50 del mundo, necesitando mantener esa posición durante dos meses para ganar una invitación al Masters.

Jugó en un emparejamiento totalmente irlandés con John Murphy, que fue a Louisville e hizo su debut en el PGA TOUR, junto con los amateurs irlandeses Dermott Desmond y Gerry McManus. Eso se sumó a un día que parecía más divertido que de trabajo.

«Estoy jugando con una camiseta. Normalmente tengo un suéter y otras cosas puestas», dijo Power. «Así que fue agradable, el viento era mínimo. Fue un día perfecto para anotar».

Su mejor momento fue la lucha por el par en el hoyo 5 de par 3, el último que bordea el Pacífico en Spyglass Hill. Salió de un búnker de la calle en el sexto hoyo cuesta arriba a 25 pies y lo hizo, y luego terminó con tres birdies más.

«Siempre es divertido con los tres campos», dijo Power. «Es genial tener un buen comienzo, pero te enfrentas a un reto completamente diferente. Mañana jugaré en Pebble y será un campo completamente diferente al de hoy. Así que es más fácil reiniciar, y espero que podamos seguir haciendo lo mismo mañana».

Artículo anteriorNicolai Hojgaard se acerca al segundo título de su carrera
Artículo siguienteVeerman se siente seguro en 2022
Soy un ávido cinéfilo, un castaño hiperactivo, juego al golf desde hace sólo 2 años y escribo para los equipos desde hace más de un año, y me apasiona especialmente el PGA Tour