Inicio Noticias LPGA Korda y Tavatanakit, listos para el domingo

Korda y Tavatanakit, listos para el domingo

84
0

RANCHO MIRAGE, CALIFORNIA | ¿Qué tan atrás es demasiado atrás?

Cuando preguntas eso te miran con ojos de acero, especialmente el sábado por la noche en un major cuando los jugadores a los que preguntas hicieron números decentes en la tercera ronda del Chevron Championship y se vieron más rezagados.

Eso es lo que sucede cuando una jugadora se enciende y dispara una ronda de carrera en un campo que se está volviendo crujiente en la tarde seca y sin viento. Jennifer Kupcho, que llegó a la tercera ronda a un golpe del liderato con 8-bajo par, tomó el mando pronto con cuatro birdies consecutivos para empezar el día. Otro birdie en el par 3 del hoyo 8 llevó a Kupcho a 13-bajo par y los aficionados empezaron a romper los libros de récords.

Añadió cuatro más en la vuelta con un bogey para un ridículo 64, que estableció un nuevo récord de puntuación en 54 hoyos en el Chevron Championship de 16-bajo par y abrió la ventaja a la friolera de seis golpes sobre la campeona defensora Patty Tavatanakit. El récord de puntuación en 72 hoyos es de 19 bajo par, en poder de Dottie Pepper y establecido en 1999, el año en que nació Tavatanakit.

La defensora del título ostentaba el antiguo récord a 54 hoyos, con 14 bajo par, que compartía con Pernilla Lindberg. Ahora Patty T., que estaba emparejada con Kupcho el sábado, está sola en la segunda posición, a seis golpes y persiguiendo.

Leer   La Junior Presidents Cup volverá en 2022

¿Qué se hace cuando se está en este tipo de hoyo?

La joven de 22 años miró al interrogador con una mirada que indicaba que estaba dispuesta a volver a salir al atardecer y acabar con esto en la oscuridad.

«Sigue siendo golf», dijo Tavatanakit después de disparar un 2-bajo 70 para llegar a 10-bajo par. «Al final del día me siento como si estuviera aquí en el Tour, este es mi tercer año, y mi entrenador me dijo que sabes cómo jugar al golf, así que sólo sal y juega al golf».

El mayor margen de remontada en la historia de Chevron es de siete golpes, realizado por Karrie Webb en 2006, cuando embocó un wedge desde la calle en el 18 para hacer eagle y entrar en un desempate con la líder de la tercera ronda, Lorena Ochoa. Webb volvió a hacer un birdie en el 18 en los hoyos extra para ganar.

Como sabe Tavatanakit, ha habido otras grandes rondas en el Dinah Shore Tournament Course de Mission Hills. El año pasado, Lydia Ko hizo una ronda final de 62 golpes y casi alcanzó a la líder. Todos los que vieron a Ko ese domingo pensaron que si hubieran jugado nueve hoyos más el resultado podría haber sido diferente.

Pero Patty aguantó, entonces. Ahora ella es la perseguidora.

«Me gusta perseguir», dijo Tavatanakit. «Sí, seguro, es una sensación mejor (perseguir). Juegas sin miedo y me encanta hacerlo».

Leer   Adrián Otaegui: "Ahora necesito descansar"

Seis golpes son muchos, pero Jessica Korda tendría que igualar el récord de remontada de siete golpes para alcanzar a Kupcho. La jugadora de 29 años realizó la mejor ronda de su semana, un 67 con seis birdies y un bogey para llegar a 9 bajo par. Esto la llevó al tercer puesto.

Entonces, ¿cuánto es demasiado atrás?

«Ya veremos», dijo Korda, mirando fijamente a la persona que preguntó. «No lo sé. No sé cómo va a jugar (el campo de golf) mañana. Ya veremos, supongo.

«Es un major, así que sabes que las chicas de delante van a estar nerviosas. Estamos persiguiéndolas y ellas lo saben. Siempre tienes que pensar que tienes una oportunidad pase lo que pase. Esa es la mentalidad con la que tienes que ir allí».

¿Qué has aprendido de todos tus años de experiencia en esta competición?

Los ojos de Korda también brillaron ante esa pregunta. «Que nunca estoy fuera de juego», dijo. «Quiero decir, yo estaba 3 sobre como 7 en el primer día. Nunca estoy fuera de él».

En cuanto al plan de juego para el domingo, dijo: «Lo mismo que hoy. Voy a seguir siendo agresiva y hacer birdies donde pueda y ver qué pasa. Sólo ser agresiva. Los greens se están volviendo muy, muy crujientes y llegar con un vuelo de bola más alto creo que es definitivamente una ventaja.

«Pero definitivamente hay que ser agresivo. Es un torneo importante».

Artículo anteriorTiger Woods, 22º corte consecutivo en el Masters
Artículo siguienteTiger Woods cree que puede ganar el Masters y confirma su intención de jugarlo
Soy un ávido cinéfilo, un castaño hiperactivo, juego al golf desde hace sólo 2 años y escribo para los equipos desde hace más de un año, y me apasiona especialmente el PGA Tour