Inicio Noticias PGA TOUR Cameron Smith amplía su ventaja a tres golpes en el Sentry Tournament...

Cameron Smith amplía su ventaja a tres golpes en el Sentry Tournament of Champions

191
0

KAPALUA, Hawaii – El paisaje de Kapalua sugiere un ambiente relajado. El marcador del Sentry Tournament of Champions ha lanzado un claro mensaje de que hay que ponerse las pilas.


RELACIONADO: Tabla de clasificación completa | Cómo Collin Morikawa puede convertirse en el número 1 del mundo en el Sentry Tournament of Champions


Cameron Smith se lo tomó en serio el viernes.

Smith comenzó con dos bogeys consecutivos y no sólo perdió su ventaja de un golpe, sino que cayó completamente de la primera página de la tabla de clasificación. Luego, el australiano se recuperó de forma sensacional, con cuatro birdies consecutivos al final para lograr un 9-bajo 64 y una ventaja de tres golpes.

«Algunos malos golpes, un tonto three-putt en el segundo», dijo Smith. «Tuve que pulsar el botón de reinicio».

Smith estaba en 17-bajo 129 e igualó el récord de 36 hoyos en Kapalua establecido por primera vez por Ernie Els en 2003, cuando arrasó con el campo de los ganadores y ganó por ocho golpes.

Smith no parece tenerlo tan fácil el fin de semana.

Bendecido con otro día de condiciones ideales para la puntuación -un sol cálido, muy poco viento para los estándares de Hawaii y las mentiras preferidas como el Curso de Plantación se recupera de la lluvia- los 38 jugadores estaban en el par o mejor. La puntuación media fue de 67,8, casi dos golpes mejor que el jueves.

Jon Rahm, el jugador número 1 del mundo, no falló ni una calle ni un green en toda la ronda y registró otro 66, dejándolo a tres golpes de distancia junto con Daniel Berger (66).

Patrick Cantlay, el campeón de la FedExCup y jugador del año del PGA TOUR, que no había competido desde la Ryder Cup a finales de septiembre, falló un putt de 2 metros para birdie en el último hoyo y tuvo que conformarse con un 67. Estaba a cuatro golpes de distancia y tenía motivos para ser optimista.

Leer   Los cinco clubes clave para el equipo internacional en la Presidents Cup

El más largo de los seis putts para birdie de Cantlay fue de poco menos de 1,80 metros. Falló cuatro putts para birdie desde unos 3 metros o menos.

«He jugado muy bien y no he sacado absolutamente nada», dijo Cantlay. «Sólo significa que mi juego está en un buen momento y estoy bien posicionado para un buen fin de semana».

También lo está Rahm, que no había estado en un torneo desde que falló el corte en España el 15 de octubre, y que quiere tomarse un gran respiro. La idea de que se bajó del avión en Maui, fue al campo de golf y jugó como si nunca se hubiera ido es un poco exagerada.

Practicó. Trabajó en su cuerpo y en su juego. Y está jugando como si nunca se hubiera ido.

«Si alguien esperaba algo de óxido -que yo lo hice un poco- realmente no está ahí», dijo Rahm.

Cualquier cosa peor que 67 significaba perder terreno.

Phil Mickelson, el campeón de la PGA de 51 años que está en Kapalua por primera vez en 21 años, se puso a un golpe de los líderes cuando apenas empezaban. Nunca se iba a mantener, y Lefty no ayudó a su causa con un drive salvaje en el 17 que le llevó a hacer bogey y luego terminó su ronda fallando un putt de par de 3 pies. Esos bogeys le dieron un 69. Quedó empatado en el puesto 30.

Smith no estuvo solo en su mal comienzo. El ganador del Open Championship, Collin Morikawa, tuvo dos bogeys y ningún birdie en los primeros nueve hoyos. Hizo cinco birdies de sus últimos ocho para un 70, aunque estaba a nueve golpes del liderato en su intento de alcanzar el número 1 del mundo.

Bryson DeChambeau no iba a ninguna parte a toda prisa, y entonces tuvo motivos para desear que la ronda no terminara nunca. Hizo cinco birdies en los últimos siete hoyos para un 68, incluyendo un golpe de penalidad en el par 5 del 18. Embocó desde 65 yardas para birdie, aunque estaba ocho atrás.

Leer   Patrick Cantlay defiende el título en otro emocionante BMW Championship

Smith fue desde el rough de la derecha en el hoyo de apertura a un búnker trasero y falló un putt de par de 12 pies. Hizo un triplete desde 12 metros en el segundo hoyo, que es un par 3. Se estaba deslizando.

Y entonces comenzó su gran racha con un putt de 35 pies para el águila en el par 5 del quinto, y en poco tiempo volvió a estar en el juego.

El final fue especial. Smith ejecutó su segundo golpe con tanta pureza en el par 5 del hoyo 15 que alcanzó la cresta y rodó hasta los 2,5 metros para lograr un águila que se le escapó por poco. En problemas desde el tee a la izquierda del 16 con motas de barro en su bola, utilizó la pendiente en la parte posterior del green para un tiro que rodó hacia fuera y luego rodó de nuevo hacia el agujero a 6 pies para birdie.

Golpeó con un hierro 7 a 15 pies para un tercer birdie consecutivo en el 17, y luego coronó su ronda con un duro golpe de dos putts en el grano desde 45 pies para un birdie final.

Todo eso después de un comienzo de bogey-bogey. ¿En cuanto a ese ambiente frío? Smith lo tiene dominado, incluso cuando estaba perdiendo terreno antes de empezar.

«He estado jugando al golf básicamente toda mi vida. Pude entenderlo bastante rápido», dijo Smith. «Como dije, lo descubrí en unos pocos hoyos, empecé a sentirme realmente cómodo allí, especialmente con el driver. Sí, luego el putter se sintió bien todo el día».

Artículo anteriorCalificaciones del Torneo de Campeones 2022: Cameron Smith hace historia en el PGA Tour al ganar en Kapalua
Artículo siguienteJon Rahm es rico pero Tiger Woods es el rey
Gran viajero y romántico de corazón, juego al golf desde los 10 años y escribo desde hace 6 meses como parte del equipo de la web TNG Golf